La piscina, un lienzo cambiante en el jardín

piscinas fernando pozuelo

La piscina, un lienzo cambiante en el jardín

Considerada como un elemento esencial del jardín, la piscina no es solo un lugar de recreo, sino que también constituye una estructura compositiva muy importante que añade una gran variación al diseño del resto del espacio.

Por eso, desde Fernando Pozuelo Landscaping Collection, te proponemos varias opciones con las que podemos obtener grandes resultados en un elemento que aporta tanta personalidad al jardín como es la piscina.

Los azules

Si utilizamos un fondo azul claro con el gresite de este color, conseguimos dar sensación de frescor general y, además, reflejar el firmamento en tonos suaves. Pero no todos los azules tienen el mismo efecto: los tonos oscuros utilizados en la piscina aportan azules depurados, intensos, elegantes, al más puro estilo de la Costa Azul y que, junto con el blanco en colecciones marineras, crean unas piscinas realmente bonitas.

Para reflejar el cielo puro y obtener unos colores de un azul muy tenue, lo más apropiado es que utilicemos el gresite blanco con línea blanca.

Tonos madera

Podemos incluir también acabados en madera si queremos que nos proporcionen una calidez y un aire natural que otros acabados no son capaces de dar. Además, el color madera varía el reflejo y el fondo de la piscina a medida que damos profundidad a la misma. De esta manera, en la parte menos profunda se ven mucho más los marrones de las teselas, mientras que donde más cubre se convierte en una lámina de agua de color gris. Los acabados en madera tienen todo tipo de matices, desde el palisandro al roble, y resultan muy agradables.

El rojo

Otro de los colores que podemos incluir en la piscina y que resulta más atrevido que el resto es el rojo. Esta tonalidad varía ligeramente en la parte más profunda, donde apenas se aprecia. En la zona superior ofrece una lámina similar pero que torna al gris.

Los grises

Para conseguir el efecto de agua marina, transparente y limpia, tal y como la de roca o de los ríos de montaña, es una buena opción utilizar gresite de grises más oscuros. De esta forma, el agua de la piscina es capaz de reflejar la luz y las figuras como árboles o elementos del entorno, haciendo de espejo.

Por otra parte, es muy común utilizar colores más oscuros aún, que se consiguen con piedra filita negra. Este material tiene un aspecto similar a la pizarra, pero se trata de un tipo de roca metamórfica distinta que dota de una gran elegancia a la lámina de agua.

1Comment
  • Natalia Gómez
    Posted at 06:24h, 20 julio Responder

    Muchas gracias por el artículo Fernando, estaba pensando en reformar mi piscina y no sabía como darle un cambio radical ya que me había cansado del suelo áspero y viejo que tenía de cuando compré la casa allá por el año 1990. Ahora estoy pensando en poner en el borde un suelo de cerámica imitación madera y hacerte caso en lo que has dicho respecto a que le puede aportar calidez a la zona. Además, me han dicho que aguantan mucho los cambios de temperatura y los golpes. He visto varios modelos y el que más me ha convencido ha sido este ceramicamayor.com/colecciones/woods (el primero, el que pone ARCTIC), lo que pasa es que no se si va a ser demasiado blanco y si va a deslumbrar mucho cuando le de el sol. ¿Tu que opinas? ¿se llevan ese tipo de suelos en ese color? Si alguien lee este mensaje y tiene perro y ese tipo de suelo o similar, ¿la orina de perro afecta al suelo cerámico?

    Gracias!

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.