Las smarts cities en el punto de mira.

Las smarts cities en el punto de mira.

La ciudades inteligentes han llegado para quedarse. Y, aunque pueda parecer que en nuestro país no existen o que todavía no se ha desarrollado mucho este concepto, España no se encuentra a la cola en el desarrollo e implantación de esta tecnología.

Así, ciudades como Barcelona, Santander, Madrid, Málaga y Bilbao son las cinco urbes que encabezan el ranking 2012 de ciudades inteligentes en España. Para hacer este listado se han analizado 44 ciudades de toda España, todas de más de 150.000 habitantes, y se han organizado según la madurez, el desarrollo y las iniciativas que las caracterizan como ciudades inteligentes. Conceptos como la tecnología, eficiencia o sostenibilidad son algunas de las variables que se evalúan pero que sería de una Smart City si no hablásemos del medioambiente. Y es que, si el futuro pasa porque las ciudades sean inteligentes, las actuaciones que habría que desarrollar a nivel medioambiental pasarán por el empleo de energías renovables, sistemas eficientes de calefacción y climatización junto al diseño energético de los edificios. De esta forma, la progresiva implantación del concepto Smart City provocará que las próximas construcciones sean concebidas como importantes puntos de ahorro energético en comparación con las actuales, siendo un aspecto clave en la gestión sostenible de la iluminación, calefacción o climatización.

Sin embargo, no podemos perder de vista el papel fundamental que juega en estos proyectos el paisajismo como parte esencial de la construcción de las ciudades inteligentes. Nuestro estudio de paisajismo con sus proyectos y ejecuciones actúa como agente activo, impulsando y activando la creación de nuevos entornos físicos basados en el uso de las eco tecnologías, necesarias para generar el desarrollo económico y social del entorno sobre el que actuamos.

Nuevos espacios que beben del paisajismo para diseñar entornos urbanos donde prima la ecología, la sostenibilidad, calidad y eficiencia, mejorando la calidad de vida del conjunto. Por tanto, las ciudades inteligentes ya no son el futuro sino que ya en la actualidad están cambiando su visión y están apostando de forma decidida por echar un ojo “diferente” al espacio en el que viven, haciendo las urbes más habitables y menos agresivas a sus ciudadanos.

Imagen blog panasonic

No Comments

Publicar un comentario