Un jardín a los ojos del mundo

Un jardín a los ojos del mundo

Nos gustan los retos y cumplimos los sueños, los propios y también los de nuestros clientes. Y aunque cada año se supera, éste está siendo muy especial. Nuestra participación en Casa Decor 2016 nos ha hecho valorar aún más el trabajo que desarrollamos como paisajistas. Una disciplina que hemos conseguido posicionar entre las más importantes de nuestro país. No podemos decir que haya sido fácil pero gracias a la constancia y saber hacer estamos orgullosos de decir que: “Lo hemos conseguido”. Hemos conseguido que se hable más de paisajismo, que la gente conozca y reconozca nuestro trabajo y, por supuesto, desarrollar una cultura corporativa en torno a este trabajo.

Eso sí, esto no significa que esté todo hecho ni mucho menos, el camino es largo y los retos siguen siendo una oportunidad. Este mes será la prueba de fuego con la propuesta que estamos preparando para la 51 edición de Casa Decor 2016. Nuestro reto es la decoración del patio principal del Palacio de Atocha, sede central del evento, que estará representada por “El dulcísimo Jardín de Zara” que dará nombre al espacio y que presidirá un imponente jardín escénico con reminiscencias árabes que interactuará con todos los visitantes. Su ubicación se haya al mismo nivel de la calle y, tras recorrer la galería de acceso, se llega a este patio que evoca solidez y casta. El principal condicionante de esta obra ha sido actualizar el patio mediante un jardín corporativo y además, equilibrar este conjunto con el entorno que se enmarca dentro de un estilo cuidado y respetuoso.

Trabajando sobre estás líneas hemos apostado por el desarrollo de un proyecto en el que impera la interacción, tanto con el propio espacio como con los visitantes. La propuesta que llevamos a Casa Decor 2016 se basa en la construcción de un jardín escénico, que con su propia belleza reclama a los visitantes un diálogo mediante esta frase: “Si ves la belleza en este espacio, solo es posible si está dentro de ti”. Este valor único será descubierto a través de mensajes cortos entregados en mano y cuyo objetivo estará orientado a aumentar el grado de felicidad de la gente que viva esta experiencia, para que al salir del mismo se conviertan en mejores y más bellas personas. Las tarjetas tendrán diferentes mensajes pero todos ellos estarán centrados en la felicidad: la del perdón, la de las gracias, la del reconocimiento, la del orgullo a una vida, la del mensaje oculto, la de la generosidad, la de crear vida o la del reposo.

En cuanto a la composición, se trata de un diseño axial al más puro estilo nazarí, y consta de dos perspectivas visuales cruzadas. Una parte desde una fuente-banco cuadrada que cuenta con un sistema Ripple que genera ondas concéntricas como si una gota de agua cayera sobre él emitiendo un sonido “Bluf”. Este sistema es absolutamente exclusivo en España y firmado por nuestro estudio de paisajismo. Flotando sobre él podemos encontrar una escultura denominada “La emoción de Zara”. Tiene forma de gota y está fabricada en acero corten y lapislázuli azul que evoca la relación entre el sentimiento y el mundo de la naturaleza. Desde la fuente, una “acequia real” la conecta con una lámina de agua que está rodeada por un jardín vertical y a su vez por una celosía, troquelada al láser, cuyo diseño rememora y actualiza los artesonados de los siete cielos de Comares en los que se incluyen motivos florales y engarces de lapislázuli puro en su pieza principal. A su vez, el conjunto se rodea de 6 surtidores más de agua y en la otra perspectiva, la cruzada, nuevamente se añaden otras dos fuentes de caño que cortejan el acceso.

Los materiales utilizados en esta obra destacan por ser de primeras calidades y hechos en exclusiva para este evento. El pavimento, fabricado en filita gris aburbujada de gran formato y espesor cuenta con este elegante color que dialoga con el granito y el color de la forja del edificio a los que brinda luminosidad y ligereza por aparecer suspendidas en el aire. Las jardineras, estructuras y elementos constructivos metálicos cuentan con acabados lisos o troquelados láser que presentan un acabado galvanizado y de pintura lacada al horno por electrólisis en color nácar y gris oxiron.

La iluminación está diseñada a medida y compuesta por un dosel de siete lámparas, de tres formatos diferentes, pero todos a juego con el resto del conjunto que se suspenden en el aire con un sistema de cables acerados que las sustentan. Del mismo modo, los árboles quedan iluminados desde su propia copa para conseguir un efecto de luz de luna que enriquece todo el espacio. Respecto a las jardineras de forja están retroiluminadas y, por ende, las plantas. Además, todos los juegos de agua están dotados de iluminación, bien LED o por proyectores acuáticos.

La estructura varietal del espacio tiene como finalidad crear frescor y verdor mediante el empleo de especies de textura vaporosa y colores claros que favorecen la entrada de luz al espacio cuyo fondo cromático es el verde oscuro de la fachada. Sobre esta base cromática, se introducen toques florales y aromáticos para potenciar la experiencia de belleza y de contacto con la naturaleza.

Solo nos queda recomendaros que viváis con nosotros esta experiencia. Os esperamos en Casa Decor desde el 19 de mayo hasta el 26 de junio.

No Comments

Publicar un comentario

Resolver : *
9 + 15 =