Un jardín en torno a la piscina

jardin y piscina fernando pozuelo 8

Un jardín en torno a la piscina

En esta ocasión me gustaría mostraros el resultado de una obra que hemos concluido recientemente y en la que hemos empleado soluciones técnicas y de diseño para conseguir el resultado que deseaban los propietarios: un jardín funcional y fácil de mantener en el que se pudiera disfrutar al máximo de una gran piscina.

Era necesario planificar muy bien el espacio, ya que el terreno no era muy extenso. La piscina se convertía así en el elemento central que mediatizaba el diseño y su alrededor debíamos disponer zonas de paso y estanciales que hicieran útil y agradable el conjunto, dulcificando el conjunto con vegetación.

Construimos la piscina partiendo de cero y dotándola de una cómoda escalera de acceso al nivel del terreno. Para el brocal del vaso, así como el de todo el jardín, empleamos madera tecnológica. Es un material de gran duración al aire libre, que resulta muy agradable y que apenas precisa tratamientos de conservación. El tono blanco elegido, aporta además alegría y luminosidad a todo el conjunto.

Una de las innovaciones que añadimos fue el uso del sistema de autolimpieza Net’n’Clean, que permite un mantenimiento optimo del agua de forma automática y consigue limpiar zonas donde los limpiafondos habituales no logran llegar. Los mecanismos del sistema de limpieza de la piscina quedaron ocultos en el garaje subterráneo, por lo que el jardín quedó libre de elementos que ocuparon espacio.

Al lado de la piscina dispusimos una zona chill out rematada por una fuente con dos esferas de piedra negra. La piscina también cuenta con una cascada integrada, y ambos elementos aportan frescor y el rumor el agua que corre al ambiente de todo el jardín. Si os fijáis en las fotos, os daréis cuenta de que dedicamos gran atención a la iluminación nocturna. Siempre defendemos que el jardín es una lugar ideal para disfrutarlo en la noche y por eso nuestros diseños incorporan una ambientación lumínica muy cuidada, como es el caso, con luces cálidas e indirectas que crean una atmósfera envolvente y acogedora.

Las fotos que acompañan a este post os permitirán ver también la vegetación elegida para el jardín. Las plantas se dispusieron en jardineras de madera tecnológica, alineadas alrededor del espacio. Junto a las dracenas y pequeñas palmas, resistentes y de aire exótico, hemos elegido como árboles dominantes los laureles y los magnologios de hoja perenne. Ofrecerán verdor en todas las estaciones y, a medida que crezcan, crearán una pantalla frente al exterior para dar intimidad a este jardín diáfano y alegre.

No Comments

Publicar un comentario